Debemos admitir, damas, que tenemos una relación curiosa, con el Deseo.

Primero que nada, Adán y Eva.

Lucas_Cranach_the_Elder_-_Adam_und_Eva_im_Paradies_(Sündenfall)_-_Google_Art_Project
“Adam & Eve”
por Lucas Cranach the Elder (Dominio Público)

Suscribamosnos o no a alguna religión que honra a la historia de creación descrita en Génesis como nuestra “verdad” literal, casi no logramos escapar del mundo occidental indemnes de éste mito de creación. En resumen, Dios crea a Adán como el primer hombre y lo coloca en el Jardín del Edén, con las instrucciones de que él puede comer cualquier fruta de cualquier árbol excepto  del árbol de la sabiduría, que está prohibido. Eva es creada por Dios de una costilla de Adán (o “de su lado”, según la versión) como acompañante para Adán; una serpiente engaña a Eva y la convence a comer una fruta del árbol prohibido. Eva comparte de su fruta a Adán. Como consecuencia, Dios maldice a la serpiente, al suelo, y le dice a Adán y a Eva que sufrirán consecuencias por su pecado (te recuerda a tus jefes?) y por su desobediencia, y los  hace desaparecer del Jardín de Edén para siempre.

Este mito de creación ha sido utilizado históricamente para castigar a mujeres como las responsables por la caída de la humanidad, como las “pecadoras originales,” y hasta para justificar a la persecución de brujas.

La consideración #2 que tenemos en esta relación curiosa con el Deseo, mujeres, es “La letra escarlata” de Nathaniel Hawthorne. No sé tu, pero este libro era lectura requerida en mi preparatoria. Este clásico de los 1850 toma lugar en los 1640s en el puritano Massachusetts, dónde Hester Prynne es castigada por concebir a una hija de un amorío. Su castigo es utilizar una “A” (de “Adultera”) de color escarlata por el resto de sus días. El nombre del hombre con quien ella tiene su amorío es guardado en secreto y…[SI NO HAS LEIDO EL LIBRO O VISTO LA PELICULA ESTOY A PUNTO DE CONTAR EL FINAL]….

Matteson_Scarlet_Letter
“The Scarlet Letter” por T.H. Matteson (Dominio Público)

es sólo hacia el final del libro dónde públicamente es revelado que es el ministro, quien en enfermedad y culpa se confiesa al morir.

Sin entrar mucho a profundidades, estas dos consideraciones parecen suficiente como para formular la sugerencia que las mujeres NECESITAMOS TENER CUIDADO CON NUESTROS DESEOS. No sólo eso, sino que no podemos confiar en ellos enteramente. Nuestros deseos pueden ser peligrosos (o sea, llevaron a la expulsión de Adán y Eva–y de toda la humanidad–del Jardín del Paraíso!! Y a Hester Prynne a llevar una vida de vergüenza, culpa, soledad, secretos, y, en resumen, a ser rechazada por su sociedad).
TheOutcastRichardRedgrave                               “The Outcast” by Richard Redgrave (Public Domain)

Ahora, te invito a tomar un momento, cerrar los ojos si es cómodo, tomar una respiración, y para y reflexiona: cuántas veces crees que has escuchado a alguna de estas dos historias–la de Adán y Eva o la de “La letra escarlata”–o alguna similar? Ahora, cuántas de esas veces crees que las escuchaste antes de tus 20s (mientras tu joven cerebro aún se desarrollaba)? Y, ahora, te invito a meditar sobre cuán poderoso es nuestro inconsciente que Carl Jung, psiquiatra y psicoanalista suizo, y otros, nos demostraron que los contenidos y patrones (complejos) de nuestro inconsciente pueden manejar nuestra realidad y moldear nuestra vida si es que no estamos conscientes de ellos. Este inconsciente, en gran parte conformado por ideas del colectivo, es sumamente poderoso. Ahora se torna fácil darnos cuenta que tan condicionadas estamos–especialmente como niñas y mujeres–a desconfiar de nuestros deseos, a sospechar y tener cuidado de ellos.

thoughts-551344_640

Ahora, actualmente estamos viviendo un momento en el cual frecuentemente recibimos el mensaje opuesto, es decir: “Sigue tu felicidad,” por ejemplo, como dice Joseph Campbell, mitólogo estadounidense y autor. Vivimos en un clima en el cual se le dice a la mujer que puede hacer lo que sea. PERO a ver, un momentito…. Vamos a tomar un paso para atrás y darnos un buen panorama de la escena, sí? Nos dicen que podemos hacer lo que sea, Y, a la vez, seguimos con las discusiones anti-aborto? Es decir, si una mujer sigue su deseo (sin entrar en esta discusión en el que si realmente este es su deseo de corazón o una mera reacción a otra cosa) y se mete en cama con un hombre, quien siguiendo el mismo deseo se mete en cama con ella,  y ella resulta embarazada, cómo es que sólo ella es cuestionada por su responsabilidad de los hechos. El hombre en cuestión no es considerado responsable de la misma manera que la mujer es, por sus deseos, en estas discusiones anti-aborto, mientras que la mujer, quien desde esta perspectiva está en el mismo barco, es negada derechos de decidir qué hacer ahora, por aquellos anti-aborto.

5579133724_1f461b856e_z
“Contradiction-Space” by Victoria White2010,
m.flikie.com/, http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/legalcode

Así que, permítanme decir lo obvio aquí y reenmarcar: a las mujeres se les está dando un mensaje MUY mezclado en nuestra sociedad acerca de qué se les puede encomendar, es decir, qué se les puede confiar y qué no—incluyendo el propio, mero y completo uso de su propio cuerpo y sus deseos. Y luego nos sentimos confundidas (o tristes) de porque no tenemos lo que queremos o ni siquiera sabemos lo que queremos. Podríamos mejor decir que no nos confiamos para saber qué realmente queremos.

Es uno de mis compromisos y deseos más grandes que la mujer, todas las mujeres, construyan una nueva relación con el deseo: una relación alimentadora que esté llena de confianza, beneficios mutuos y satisfacción.  De mi propia experiencia con este proceso, cuando una mujer se permite desenvolver y confía en si misma nuevamente, para ser guiada por sus deseos, requiere de tener o construir un centro interno fuerte, un círculo intimo de mujeres con coraje, fuerza y compasión feroz: que la vea y la apoye y crea en ella y sus deseos, aún cuando ella a veces siente que no puede.  Ella necesita guías e inspiración de otras mujeres como Eve Ensler, Marion Woodman, y otras cercanas a ella, mujeres dispuestas a arriesgarlo todo por la VERDAD, la verdad que su cuerpo le dijo, no lo que otro le dijo. 
___
Tanya Dantus es Coach de Empoderamiento Femenino, guiando a mujeres de lo ordinario a lo extraordinario de lo que es posible en sus vidas. Para ver sus programas, favor de visitar su página.